Es un tema escabroso pero obligatorio el hablar sobre la muerte de nuestras mascotas. La incineración de animales en Castellón es una de las técnicas más socorridas a la hora de dar el último adiós a tu amigo más fiel. Es una técnica rápida, fácil y además tendrás disponibles las cenizas de tu mascota para guardarlas o enterrarlas en algún sitio concreto. El proceso es mucho más rápido que un entierro y además tendrás todo el apoyo de los profesionales que saben los momentos amargos por los que has de pasar.

La incineración de animales en Castellón debe realizarse por una empresa profesional dedicada a ello y no hacerlo de forma personal. Además, deberás seguir unos trámites legales una vez fallezca que se pasan a detallar.

En primero lugar, deberás dar de baja el microchip. Para ello deberás hacer una llamada al Archivo de Identificación de Animales de compañía informándoles del fallecimiento de tu mascota y facilitando los 15 dígitos que vienen en la cartilla del veterinario.

Tramitar la baja en el Ayuntamiento siempre y cuando en tu localidad sea necesario porque esto depende de las normas que se hayan impuesto. En algunos ayuntamientos disponen del servicio de recogida del animal, pero la incineración será de forma colectiva, mientras que si lo haces de forma particular, las cenizas sabrás que son solo de tu amigo fiel.

Otra opción es hablar con tu veterinario, contarle el trágico suceso y en muchos casos ellos mismos pueden encargarse de estos amargos trámites. Pero de una manera o de otra se debe siempre informar a las autoridades para que se actualice en el sistema la información.

Cada vez está más generalizada la incineración individual y por eso en empresas como Cresma encontrarás el mejor apoyo para que todo el proceso sea lo más organizado y transparente posible.