La muerte de una mascota es un golpe muy duro para cualquier persona. Los animales de compañía llegan a convertirse en muchos casos en unos amigos inseparables que dejan un hueco muy grande cuando faltan. Por eso en nuestro tanatorio de animales en Valencia intentamos ofrecer a todos nuestros clientes un espacio cómodo en el que puedan pasar unos últimos momentos. Además, podemos ayudarte con algunos trámites. Por eso vamos a aprovechar esta nueva entrada para explicarte cuáles son los pasos que debes dar en caso de que fallezca tu mascota.

Hay que tener en cuenta que la ley prohíbe en nuestro país los entierros de animales en lugares no autorizados, así como los deshechos descontrolados, por lo que no podemos enterrar una mascota en el jardín o en el campo, siempre que nos atengamos a lo que marca la ley.

Una vez fallece el animal es necesario darlo de baja en el registro correspondiente, algo que pueden hacer en una clínica veterinaria. Si muere en casa tendrás que avisar al Ayuntamiento. Una vez que muere hay tres opciones para el cuerpo: la incineración colectiva, la incineración individual o el entierro en un cementerio de animales autorizado. Pero sobre todo ello te hablaremos en un próximo post.

Recuerda que en nuestro tanatorio de animales en Valencia vas a encontrar un espacio adecuado para dar el último adiós a tu mascota. Disponemos de unas salas perfectamente acondicionadas y contamos con un horno crematorio por si quieres incinerarla.

Pero en Cresma también podemos ofrecerte diferentes productos de recuerdo de tu animal de compañía. Preparamos desde cajitas de huellas hasta urnas tributo en bambú o incluso relicarios y joyas para los que quieren un recuerdo que perdure toda la vida.