Hoy en día la incineración de mascotas en Valencia es una de las maneras más cómodas de gestionar un momento tan difícil con este. Cuando estos pequeños amigos desaparecen, a pesar del dolor que esto causa, uno debe ser consciente de que debe seguir las leyes vigentes en este sentido para gestionar el cuerpo del animal. Cuando se opta por enterrarlos en el jardín o un lugar público no autorizado se está infringiendo la ley y podría ponerse en peligro la salud pública. Es por ello que hoy queremos explicar que es lo que se exige por ley en este sentido.

En primer lugar hay que tener en cuenta que hoy en día el tratamiento de los cuerpos de los animales de compañía tiene un epígrafe propio en el que se indica la forma adecuada de hacerlo. Hay cuatro opciones posibles la primera es la incineración de mascotas en Valencia, la cuál será una de las más cómodas y permitirá tener los restos del animal. Otra opción es la coincineración, aunque este no suele convencer especialmente a los dueños de mascotas que quieren dar un adiós digno a su pequeños compañeros.

Por otro lado estarían las opciones de enterramiento. Por un lado está el enterramiento con transformación previa por esterilización a presión. De no realizar está transformación el enterramiento del animal sólo estará permitido en los lugares especialmente habilitados para esta finalidad, como son los cementerios de mascotas.

Si quieres darle la despedida que se merece contacta con Cresma para conocer los servicios que ofrecemos.