En el caso de que quieras dar el último adiós a tu mascota, nada mejor que hacerlo en un tanatorio de animales en Valencia, donde vas a encontrar unas instalaciones cómodas y adaptadas a tus necesidades, para que puedas estar tranquilamente en el momento de la despedida.

Cada vez son más las personas que se deciden a despedir a sus animales en la intimidad. Pero esto no es algo nuevo, hace siglos los gobernantes de la India adquirieron esta costumbre de despedir a sus mascotas con un funeral apropiado.

Normalmente, tenían perros, y algunos de ellos estaban mejor cuidados que muchos de los ciudadanos del país. A la hora de enterrarlos cuando fallecían, se llegaban a hacer ceremonias como las correspondientes a los príncipes, incluyendo una marcha fúnebre y un discurso religioso.

Pero en nuestro continente también es una costumbre antigua. En Francia se encuentra un cementerio en el que hay aproximadamente 40.000 animales enterrados, algunos de los cuales llegaron a alcanzar bastante fama, como sucedió con Rin Tin Tin, o con Barry, un San Bernardo que llegó a salvar la vida de hasta 40 personas en el paso fronterizo de los Alpes.

En realidad, el origen de este cementerio fue meramente práctico, ya que se promulgó un decreto prohibiendo a los ciudadanos arrojar a los animales muertos en cualquier parte. El abogado George Harmois y la actriz y activista Marguerite Durand se encargaron de su fundación.

Si quieres hacer una despedida digna puedes acercarte a nuestro tanatorio de animales en Valencia. Disponemos de todo lo necesario, desde unas salas en las que puedes estar cómodamente hasta unas urnas para las cenizas.

En Cresma te ofrecemos también la posibilidad de encargar algunos recuerdos de tu mascota, como unas cajas con la huella y el retrato de tu animal favorito.