En nuestro tanatorio de mascotas en Valencia ofrecemos un servicio integral para esos dolorosos momentos en que fallece una mascota con la que hemos compartido tantos momentos de nuestra vida. Y ese servicio integral incluye, por supuesto, el servicio de recogida y traslado del cuerpo del animal en vehículos refrigerados, ya sea a recoger en el domicilio o en la clínica veterinaria, en función del lugar donde haya fallecido.

En Cresma somos conscientes de que muchos dueños de perros o gatos fallecidos no quieren pasar por el mal trago de tener que trasladar al animal hasta nuestras instalaciones, donde finalmente se lleva a cabo la incineración, motivo por el cual ofrecemos este servicio de máxima rapidez para acabar llevando el proceso de duelo de la forma más llevadera posible.

No en vano, una gran parte de los casos que llevamos en nuestro tanatorio de mascotas en Valencia se da en animales que llevaban bastante tiempo enfermos, por diferentes causas y que los dueños, tras intentar todo lo posible para curar a su animal, han decidido sacrificarlo para que deje de sufrir. En estos casos, el traslado del animal suele ser desde la clínica veterinaria, donde están más acostumbrados a este tipo de procesos.

Pero el servicio de traslado del cuerpo del animal es especialmente urgente en los casos de fallecimientos repentinos e inesperados en casa, ya que los dueños no estaban preparados para ello y muchas veces no quieren ver el cuerpo del animal que les deje un mal recuerdo, sino solo tener en la memoria los momentos de felicidad y compañía de la mascota.